Autoridades exhortan a denunciar empresas que siguen laborando

Autoridades federales instaron a denunciar a compañías y negocios que aún continúan laborando, pese a la cuarentena obligatoria para empresas no esenciales que se extendió hasta el 30 de mayo.

Al mantener sus actividades de forma normal, estas empresas, grandes medianas o pequeñas, ponen en riesgo la salud de sus empleados al no respetar las normas establecidas por el gobierno federal ante la epidemia de Covid-19.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) informó que puso a disposición del público líneas telefónicas y un correo electrónico para hacer las denuncias o bien resolver dudas laborales.

Los teléfonos son: 800-7172-942 y 800-911-7877; 55-2000-5290 y 55-2000-5300 ext. 64394; o bien se puede enviar un correo electrónico a la dirección: atencion_ciudadana@stps.gob.mx

La Profedet y la Secretaría del Trabajo señalaron que el empleador no puede reducir el salario a la mitad y continuar con la jornada laboral completa, tampoco puede dejar de pagar las aportaciones al Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS).

Informaron que en próximas fechas darán a conocer los nombres de las empresas que están cumpliendo la cuarentena, pese a no desarrollar actividades esenciales, gracias al Operativo de Inspecciones Federales del Trabajo y denuncias a la Profedet.

Se detalló que las empresas de giros no esenciales que deben cerrar son: industria automotriz, textil, maderera, aeroespacial, tabacalera y de la construcción; comercio, turismo, hotelería, venta o distribución de productos no esenciales; maquinado industrial, celulosa y papel.

Del 3 al 14 de abril, 50% de estas empresas suspendieron labores; el 18% con actividad esencial permanecen en operación; y un 17% se le exhortó al cierre y accedió, y un 15% se le llamó a cerrar y no lo han hecho.

Las empresas de actividades no esenciales que se negaron a cerrar se ubican principalmente en Guanajuato, Hidalgo, Aguascalientes, Baja California, Ciudad de México, Puebla, Nayarit, Veracruz, Michoacán, Estado de México y Jalisco.

Se precisó que a las empresas no esenciales que se niegan a suspender labores se les levantará un acta de inspección, mientras que la autoridad sanitaria realizará la clausura y el ministerio público les investigará por el posible delito de daño a la salud que puede costar la vida.

El 95% de las empresas en el país tienen menos de 10 empleados, según datos de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamín), por lo que llamó al gobierno federal a instrumentar de forma urgente apoyos para que evitar quiebras masivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *