Portugal defiende a aerolínea señalada por Maduro

LISBOA. La investigación que abrió Lisboa después de que Caracas acusara a la aerolínea TAP de permitir que un familiar del opositor Juan Guaidó llevara explosivos a bordo de un avión demostró que no se cometió ninguna irregularidad, indicó el ministro de Interior portugués.

No hubo ninguna violación de las normas de seguridad”, tanto “en el aeropuerto de Lisboa por parte de las autoridades aeroportuarias” como por parte de “la compañía aérea TAP”, consideró Eduardo Cabrita, ministro portugués de Interior.

Los “resultados preliminares” de la investigación iniciada por las autoridades portuguesas el 14 de febrero, a raíz de las acusaciones del gobierno venezolano, “son muy claras”, subrayó.

Caracas suspendió por 90 días las operaciones de TAP hacia Venezuela, afirmando que la compañía había permitido que Juan Márquez, tío de Juan Guaidó, transportara explosivos a bordo de un avión.

Márquez, que viajaba junto con su sobrino de vuelta tras una gira internacional por EU y Europa, fue detenido a su llegada a Venezuela. Según el presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, Márquez llevaba explosivos escondidos en varios objetos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *